Vivienda Cooperativa

18 junio, 2016

ico vivienda

La cooperativa abierta de vivienda es el mecanismo más sencillo y fácil para adquirir vivienda incluso para las familias más pobres.

Las tecnologías sociales que ha desarrollado HABITAT-COOP facilita no solo su adquisición sino su sostenimiento en el largo plazo transformando una inversión cuyo mantenimiento suele ser costoso, en una oportunidad de crear empresas productivas, habitadas y autosostenibles.

Hábitat-Coop ofrece a las cooperativas la asesoría implementación de cooperativas de vivienda abierta para sus asociados en diferentes localidades del país, resolviendo una de las demandas más sentidas de las familias, como es tener un espacio vital donde desarrollar “un proyecto de vida saludable con buenos vecinos para toda la vida”, en este propósito pueden integrarse varias cooperativas pequeñas o medianas y/o de forma individual, que posea suficientes integrantesque deseen adquirir una vivienda cooperativa, para conformar un "Grupo de Programa de Vivienda" exitoso.

Hábitat-Coop educa a las familias para crear comunidades que viven en armonía como  “buenos vecinos para toda la vida”, generando paz social.

¿Qué caracteriza nuestro modelo de vivienda cooperativa?

Generación de empleo

Las unidades de vivienda de Hábitat-Coop se caracterizan por ser ahorradoras, productivas y sostenibles. Son unidades empresariales habitadas que generan empleo digno a sus asociados.

Los conjuntos habitacionales se diseñan para reducir los costos de operación y de mantenimiento, con espacios para desarrollar proyectos productivos agropecuarios e industriales de bajo impacto en el medio ambiente. Las viviendas en su parte interna pueden tener espacios (home work) para desarrollar actividades productivas en encadenamientos productivos o de prestación de servicios virtuales tales como: call center, producción de contenidos para industria editorial, desarrollo de software y videojuegos etc. Esto permite que mujeres cabeza de hogar, puedan trabajar desde sus casas, cerca de su familia.

Protección del medio ambiente

Se utilizan tecnologías azules para aprovechar al máximo, fuentes de energía renovable, alternando diferentes fuentes (eólica, hídrica, solar, marítima). Se tiene en cuenta procesos de reciclaje, reutilización y reducción de residuos contaminantes. Se instalan sistemas de reciclaje de aguas servidas grises y negras y de residuos sólidos como alcantarillados sin arrastre de solidos (ASAS) y plantas de reciclaje de plástico.

Seguridad alimentaria

Se instalan restaurantes cooperativos, lo que reduce las áreas de cocina y comedores dentro de las unidades de vivienda, las cuales se utilizan como espacios de disfrute en familia y descanso, liberando de esta forma a las mujeres de la triple jornada; actualmente las mujeres además de su jornada laboral, dedican parte de su tiempo a producción de alimentos, cuidado de la vivienda y cuidado de personas (niños y ancianos enfermos), además de labores comunitarias que antes estaban a cargo del Estado y que han sido desmontadas con la política de reducción del tamaño del Estado.

Salud y bienestar

En las áreas externas y con acceso a toda la comunidad se construyen áreas de servicios múltiples para prestación de servicios como: lavado de ropa, peluquería, zapatería, salas de entretenimiento, gimnasios, piscinas, atención primaria de salud, actividades lúdicas y educativas, zonas de conexión inalámbricas a internet, almacenes de provisión de diferentes tipos de productos solicitados por los asociados y la comunidad vecina, zonas de parqueadero de vehículos, guarderías infantiles, teatrines, cines, escenarios artísticos, etc.